El Porquero Facebook   El Porquero Instagram El Porquero Blog

M: +34 691 35 68 23

Cortamos tu jamón

¿Cómo funciona?

Jamón loncheado

Todos queremos disfrutar de un buen jamón recién cortado, pero a veces, por tiempo, espacio o comodidad queremos tenerlo ya loncheado.
En El Porquero, queremos que degustes igualmente de tu jamón, y por ello, te ofrecemos la posibilidad de cortarlo y enviártelo en paquetes envasados al vacío. De esta forma, preservamos todos sus aromas y sabor y te durará mucho tiempo fresco.

¿Te gusta un jamón en concreto, y quieres tenerlo listo para disfrutar?
¿Tienes que viajar, y necesitas que tu jamón o paleta ocupe poco espacio?
¿Te da miedo que se te reseque, si tienes la pieza entera?

No te preocupes, cortamos tu jamón o paleta, y te lo enviamos en prácticos sobres de 100gr, por muy poco.

Tú eliges si quieres que te lo cortemos a mano o a máquina.

Cortado a máquina

Si necesitas tu jamón con cierta urgencia (para un evento, viaje, etc.), y quieres tenerlo listo para degustar, esta es tu opción.
Nuestros profesionales, cortarán tu jamón a máquina, y lo envasarán al vacío, en cómodos sobres de 100gr
De esta forma, dispondrás de ellos rápidamente y con la garantía de tener un jamón casi como recién cortado en cada uno de los paquetes.

 

Cortado a mano

Si realmente quieres sentir todos los matices del jamón, y además, disponer de él de una forma cómoda y práctica, lo  mejor es que lo elijas cortado a mano.
Nuestro maestro jamonero, te cortará el jamón o paleta en finas lonchas, dedicando todo su tiempo en hacer que el jamón esté perfecto para cuando lo degustes.
El jamón cortado artesanalmente, conserva muchos más matices y sabores, y hace que al probarlo, tengas una experiencia única y deliciosa.

Disfruta al máximo de tu jamón

Para saborear al máximo de esta joya gastronómica, te recomendamos que abras los envases, unos 10 minutos antes de catarlo.
También te aconsejamos que lo dispongas en un plato, para que deje de estar en contacto con el plástico del envoltorio.
También es mejor que conserves los sobres en un espacio fresco y sin luz directa, para que no se pierdan sus propiedades organolépticas, por ejemplo, en un sótano o una despensa. El
jamón prefiere que no haya cambios bruscos de tempetarura

Si finalmente lo has guardado en el frigorífico, te aconsejamos que lo saques media hora antes de comerlo, para que se atempere y se puedan separar las lonchas con facilidad.